El Consorcio Tecnológico de la Fruta S.A., es una entidad que trabaja para el desarrollo de variedades chilenas de manera mancomunada entre la academia, el gobierno y la industria. 

Está  conformado por la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile  (ASOEX), 23 de las  principales empresas productoras y exportadoras de frutas chilenas, así como también la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC). 

En los primeros años, el Consorcio recibió aportes de organismos la Fundación para la Innovación Agraria FIA y la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica CONICYT. Actualmente, realiza su labor gracias al aporte de sus socios, y de la Corporación de Fomento de la Producción, CORFO. Asimismo, trabaja en colaboración con centros internacionales y expertos en mejoramiento genético de frutales a nivel mundial.

El objetivo central del Consorcio Tecnológico de la Fruta es mejorar la competitividad de la industria frutícola nacional de exportación, logrando un aumento del retorno económico del productor y exportador, mediante la obtención de nuevas variedades de frutas de alto valor comercial y mayor vida poscosecha, desarrolladas en acuerdo con la industria, según los objetivos de los mercados de destino, a partir de la consolidación de Programas de Mejoramiento Genético competitivos.

El Consorcio Tecnológico de la Fruta nace a raíz de una invitación del Estado para enfrentar, desde una mirada y trabajo integral, el mejoramiento de la competitividad sectorial de la industria frutícola de Chile.  Se constituye en Sociedad Anónima en el año 2006, y a la fecha lleva a cabo cinco Programas de Mejoramiento Genético (PMG): carozos, cerezo, frambueso, manzano y uva de mesa