Consorcio Tecnológico de la Fruta de ASOEX, Corfo e Indap: Impulsan el crecimiento de los productores de la Región de La Araucanía

Gran impulso a la competitividad de los pequeños agricultores están logrando Santa Teresa, Santa Clara y Santa Catalina,  las variedades de frambuesas 100%  chilenas
 
Con la finalidad de impulsar el crecimiento y desarrollo de los productores de la Región de La Araucanía, el Consorcio Tecnológico de la Fruta de ASOEX, INDAP y Corfo, están desarrollando un programa piloto que permita a los pequeños productores de la zona aprovechar las positivas ventajas que las variedades: Santa Teresa, Santa Clara y Santa Catalina, ofrecen.

“Las Santas”, como se conoce también a estas primeras variedades chilenas de frambuesa, fueron desarrolladas por el Programa de Mejoramiento Genético del Frambueso del Consorcio Tecnológico de la Fruta de ASOEX, conjuntamente con la Universidad Católica de Chile, y el apoyo de Corfo.

“Dada la importancia que tiene para ASOEX, así como también para el gobierno, desarrollar proyectos que signifiquen un mayor crecimiento y desarrollo para la Región de La Araucanía; ASOEX, conjuntamente con el Consorcio Tecnológico de la Fruta presentó a INDAP en 2018, un proyecto para desarrollar un programa piloto que permitiera dar a conocer las variedades y probarlas en nuevas zonas productivas, con la finalidad impulsar el crecimiento de los productores de La Araucanía, ya que, éstas son más productivas, más grandes y de mejor sabor que las frambuesas que actualmente están siendo cultivas en Chile”, precisó Sergio Maureira, Gerente del Consorcio Tecnológico de la Fruta. Maureira agregó que la idea de desarrollar este piloto tuvo una recepción muy positiva por parte de las autoridades y productores, por lo que actualmente se lleva adelante.

“La Araucanía es una región que posee una gran prioridad para el INDAP, pues necesita de desarrollo, ya que, tiene mucha pobreza rural, por lo que este tipo de iniciativas las estamos mirando con mucho interés, y vamos a apoyar y colaborar para que este tipo de proyectos se conviertan en realidad, favoreciendo a la agricultura familiar campesina de La Araucanía. Creemos que el trabajar con estas frambuesas, junto a nuestros pequeños agricultores, es un muy buen plan piloto para La Araucanía”, precisó hace algún tiempo atrás a SimFRUIT, el Director de INDAP, Carlos Recondo.

Cabe destacar que para poder ejecutar este proyecto, el Consorcio Tecnológico de la Fruta de ASOEX llevó a cabo un estudio que permitiera determinar la potencialidad que ofrecen estas variedades de frambuesas para los pequeños agricultores, y así definir el plan piloto. Dicho estudio se realizó en el marco del proyecto Goodberry de la Unión Europea, dirigido por la Doctora Marina Gambardella, el cual estableció un ensayo varietal de frambuesa en la comuna de Chol Chol de la Región de La Araucanía, donde se evalúo la producción de estas frutas bajo dos condiciones de cultivo, aire libre y túnel; todo con la finalidad de visualizar su potencial, como cultivo, para los pequeños productores.

Actualmente, el programa piloto cuenta con el apoyo de INDAP, a través del Proyecto de Desarrollo de Inversiones (PDI), beneficiando a 22 productores, quienes -gracias a la iniciativa-, han podido plantar 2.500 plantas de frambuesas cada uno, las cuales comenzarán a dar sus primeros frutos en marzo de 2019.

Visita a huertos: Positivos resultados

Para conocer el desarrollo del programa piloto, y cómo las frambuesas “Santas” están respondiendo en la zona, el Vice Presidente Ejecutivo de Corfo, Sebastián Sichel, conjuntamente con profesionales del Consorcio Tecnológico la Fruta e INDAP, realizaron una visita a diversos huertos, donde pequeños productores están cultivando estas variedades.

La visita, y la visualización de los exitosos resultados obtenidos por los productores, dejó positivamente impresionado al Vice Presidente Ejecutivo de Corfo, Sebastián Sichel, quien destacó la calidad de la fruta y su productividad, lo cual es clave para mejorar la competitividad de los productores chilenos, especialmente de la Región de la Araucanía.

Por su parte, Ximena Abarzúa, productora del sector El Prado de Loncoche, quien junto a su marido, Freddy Araneda, cultivan las nuevas variedades puntualizó: “Nosotros comenzamos con un pequeño número de plantas en noviembre de 2017, viendo que son muy productivas. Sin embargo, sin este proyecto con INDAP no hubiéramos podido crecer y tener más plantas. Nosotros tenemos, principalmente, frambuesas de la variedad Meeker, pero no se comparan con las nuevas frambuesas. Tenemos plantas de las tres variedades y son mucho mejores que cualquiera otra. Son más grandes, más dulces y no son blandas como la Meeker, por lo que las Santas, duran más días, tienen mejor poscosecha, y lo más importante son más productivas, lo cual es muy bueno como negocio”, puntualizó la productora.

Según la Organización Internacional de la Frambuesa (IRO), la producción a nivel mundial de esta fruta ha aumentado en un 14.3% desde el año 2012 al 2016.  Esto demuestra que, además, del aumento en el consumo, los países con más superficie han ido fortaleciendo sus programas productivos. Chile se ubica como quinto país productor de frambuesas en el mundo, con un promedio de 36 mil toneladas producidas cada temporada, principalmente exportada como congelado.